Psicoterapia de la Reconciliación

¿QUÉ ES?

 

La Psicoterapia de la reconciliación es un modelo de intervención que viene siendo desarrollado en el Centro Areté, partiendo de la Antropología Cristiana y haciendo uso de herramientas y técnicas psicológicas. 

 

Esta psicoterapia pretende que el consultante tenga una apertura al conocimiento de sí mismo, a la aceptación personal, el perdón y la reconciliación, logrando así una integración psíquica que facilite un cambio en sus cuatro relaciones fundamentales: consigo mismo, con los demás, con la creación y con Dios; y que se va a reflejar en todas sus dimensiones y áreas personales. 



PRINCIPIOS

 

  1. El ser humano es una unidad Bio-Psico-Espiritual.
  2. La persona es un ser único e irrepetible, libre, dialógico, que desea amar y ser amado.
  3. La persona está invitada a hacer de su propia vida una existencia virtuosa.
  4. La persona necesita apoyarse en el conocimiento de sí mismo, en la realidad y en los otros para descubrir que su vida tiene un determinado para qué, un sentido existencial que está llamado a realizar.
  5. Centra su intervención abordando esferas fundamentales de la persona tales como: la valoración, la aceptación, la afectividad, reconciliación, conocimiento personal, entre otras.
  6. Busca que la persona descubra y avance en la reconciliación consigo mismo, con los demás, con la creación y pueda abrirse a una reconciliación con Dios. 
  7. Orienta su atención a que la persona conozca y acepte la herida y/o malestar psicológico manifestado en su historia personal.
  8. Busca que la persona se responsabilice de su propio proceso por medio de un vínculo terapéutico auténtico, empático y directivo. 
  9. Centrándose en el presente, articula elementos del pasado de la persona para realizar la intervención psicológica.

 

MOMENTOS

 

La Psicoterapia de la Reconciliación, posee tres momentos de intervención, las cuales no son compartimentos estancos y su aplicación depende de la decisión del terapeuta, el motivo de consulta y la historia personal y social del consultante, entre otros. 

PRIMER MOMENTO 

 

El psicólogo debe establecer un adecuado vínculo terapéutico y, desde ahí, realizar una evaluación clínica (del estado mental y de las áreas personales) para reconocer los síntomas iniciales que generan un malestar significativo y comenzar a trabajarlos.

 

SEGUNDO MOMENTO

 

Se continúa trabajando los objetivos terapéuticos propuestos en la fase anterior, y se hace una identificación y modificación de lo que ha generado la sintomatología del consultante: creencias, esquemas, situaciones inconclusas y rasgos de personalidad.

 

TERCER MOMENTO 

 

En esta momento se interviene a través de las 4 etapas del proceso de reconciliación personal, buscando la sanación de las heridas afectivas: 

 

  1. Identificación o reconocimiento de la herida afectiva

Se guía a la persona para que defina el acontecimiento (herida afectiva), que le genera malestar emocional. 

 

  1. Aceptación de la herida

Implica asumir y admitir que eso sucedió, así no se esté de acuerdo. 

 

  1. El Perdón

En esta etapa la persona está invitada a abandonar el resentimiento que tiene hacia quien lo ofendió, renunciando a la revancha, esforzándose por tener un cambio real de actitud hacia el ofensor. 

 

  1. La Reconciliación con el ofensor

Se lleva a cabo cuando ofendido y ofensor se reúnen, pidiéndose perdón mutuamente y aceptando el perdón del otro.

 

Cabe aclarar, que el proceso de Reconciliación Personal se lleva a cabo en la terapia psicológica, aunque también se puede realizar o iniciar en talleres, conferencias, cursos e incluso en Retiros Espirituales para poblaciones católicas. 

 

Así mismo, la Psicoterapia de la Reconciliación invita a vivir en cada una de sus etapas o fases, distintas virtudes entre el consultante y psicólogo clínico; siendo éstas, medios, estrategias o caminos que ambos transitan para cumplir los objetivos terapéuticos trazados.

 

Finalmente, es necesario resaltar que este abordaje, aunque tiene sus bases en la antropología cristiana, no limita su intervención en población no practicante o no creyente. 

Psicoterapia de la Reconciliación

Si deseas consultar o preguntar sobre Psicoterapia de la Reconciliación puedes contactarnos.