El Centro de Psicología Católico Areté, viene desde el 2014, trabajando en un
abordaje terapéutico propio, llamado psicoterapia de la reconciliación , el mismo que viene
ayudando a muchas personas a enfrentar y sanar sus heridas afectivas,
situaciones adversas y traumas psicológicos, que frecuentemente están a la
base de distintos problemas o trastornos psicológicos tales como: depresión,
ansiedad, crisis de pánico, bipolaridad, trastorno obsesivo compulsivo,
ansiedad social, personalidades disfuncionales, entre otros.

La Psicoterapia de la Reconciliación, tiene sus bases en la mirada integral del
ser humano y en la antropología católica, la psicóloga del Centro Areté y
coordinadora del programa Psicoterapia de la Reconciliación, Paola Riveros
Maldonado afirmo que: “Durante todo este tiempo han surgido enfoques que
han ayudado mucho a las personas en el ámbito psicológico, pero que han
tenido una mirada parcial del ser humano, por ello no llegan a responder de
manera más profunda y tampoco a sanar la raíz de los problemas psicológicos
o trastornos. El tener una mirada integrativa e integral ayuda a abordar más
áreas de la persona, por ende, obtener mejores resultados terapéuticos”.

También expresó que en la Psicoterapia de la Reconciliación (PDR),
“buscamos trabajar con la persona de manera integral, lo cual nos lleva no sólo
a tener dicha mirada al momento de conceptualizar los casos, sino que, al
trabajar con los momentos de la PDR, nos permite integrar distintas corrientes
para poder abordar las dificultades que traen los consultantes con bastante
efectividad. Así mismo otra diferencia fundamental, es que buscamos ir a la raiz
del problema, al ser una psicoterapia profunda, en la PDR, vamos a la herida
afectiva o trauma lo cual lleva a que la terapia sea más efectiva”.

La PDR, en el primer momento establece un adecuado vínculo terapéutico y,
desde ahí se realiza la evaluación clínica: del estado mental y de las áreas
personales, para reconocer los síntomas iniciales e intervenir en ellos. En el
segundo momento; se trabaja en los rasgos disfuncionales de personalidad
del consultante, que pueden haber originado los síntomas iniciales, para ello se
interviene en sus creencias, esquemas disfuncionales o situaciones
inconclusas desde cada escuela psicológica y en el tercer momento: es la
fase de la psicoterapia profunda, a través de la reconciliación y sanación de
situaciones adversas, heridas afectivas o traumas que existen en la historia
personal de la persona y que son la causa de distintos problemas o trastornos
psicológicos.

El Centro Areté anuncia una nueva cohorte del diplomado virtual
“Psicoterapia de la reconciliación”, para psicólogos y psiquiatras, la
misma que iniciara el 18 de julio del presente año. Las inscripciones están
abiertas: https://bit.ly/3aJ8xjW o al +573154724590.

La psicóloga Paola Riveros afirmó que su experiencia como psicoterapeuta de
la reconciliación “Ha sido muy importante trabajar desde la PDR, ya que he
podido ver en los consultantes el impacto que tiene este abordaje, y como a
través del estamos ayudando a muchas personas a trabajar y sanar sus
heridas afectivas”. Y sobre su experiencia como coordinadora del programa
psicoterapia de la reconciliación y facilitadora del diplomado virtual del mismo
nombre dijo: “Viene siendo una experiencia muy enriquecedora, poder mostrar
a otros colegas, el abordaje que realizamos desde el Centro Areté, ver como
muchos buscaban una terapia que integre su fe y profesión, y encontraron ese
espacio. Así mismo es grato mostrar todos los avances y reflexiones que
tenemos en este tiempo de desarrollo de la PDR, lo cual somos concientes que
seguimos en un proceso de aprender y profundizar en la propuesta”.

Riveros Maldonado, alentó a los psicólogos clínicos y psiquiatras cristianos,
interesados en integrar su fe y conocimientos científicos para ayudar a muchos
a sanar sus heridas afectivas y así vivir una vida plena y reconciliada, a

inscribirse en la nueva cohorte, y comentó las siguientes razones para formarse
en el abordaje terapéutico del Centro Areté:

“Por la gran responsabilidad que conlleva ser psicoterapéuta, somos
concientes que durante todo nuestro caminar profesional, estamos en un
constante aprendizaje, siendo necesario que busquemos espacios
formativos. Creo que que este diplomado es un excelente espacio para
aprender a integrar la práctica profesional con la visión cristiana de la
persona. Ya que es un espacio de reflexión y aplicación del modelo
clínico que proponemos para la reconciliación de heridas afectivas”.

La psicoterapia de la reconciliación es un abordaje terapéutico, que busca ir a
la causa última del problema o trastorno psicológico, que son las heridas
afectivas o traumas en la historia personal del consultante, de esta manera no
solo se busca que la persona mejore o cambie algunas conductas, sino que
sane y reconcilie la herida afectiva que está en la base del dolor psíquico que lo
aqueja.

El Centro de Psicología Areté, es el primer centro católico de habla hispana,
nacido en Medellín, Colombia, el 25 de enero del 2012, viene celebrando sus
10 años de fundación, en los que viene trabajando incansablemente por
desarrollar una psicología integral y católica, que ayude a las personas a vivir la
virtud, desde una vida reconciliada y saludable. Mayor información en:
www.centroarete.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.